Tue. Jul 23rd, 2024

Los anteriores teléfonos Pixel dependían demasiado de su sofisticado software para compensar el hecho de tener menos cámaras, una batería más pequeña o un procesador más antiguo. Pero entre su chip Tensor, los nuevos componentes y un elegante diseño combinado con un software más pulido, Google finalmente ha conseguido aprovechar todo el potencial del Pixel. Y con un precio inicial de solo 599 dólares, solo hay que hacerse una pregunta: ¿Por qué comprar otro teléfono?

Un diseño que va más allá de la banda negra de la cámara

Google nunca ha tenido reparos en romper con la tradición en lo que respecta al diseño de sus smartphones, y con el Pixel 6, la compañía lo ha vuelto a hacer. En vez de apostar por uno de esos módulos de cámara cuadrados que se pueden ver en la parte posterior de la gran mayoría de teléfonos, Google ha optado por una banda negra que se adapta directamente a la forma del teléfono. En el Pixel 6, Google ha usado esa barra de la cámara para acentuar los diferentes tonos de la parte trasera del Pixel 6, al mismo tiempo que sirve para que el Pixel 6 se quede plano sobre una mesa, que es una de las cosas que más me molestan cuando los fabricantes diseñan un módulo de cámara gigante.

Pero el cambio más grande es cómo de premium se siente el Pixel 6 en comparación con el Pixel 5. El teléfono cuenta con un panel Gorilla Glass Victus en la parte delantera, Gorilla Glass 6 en la parte posterior y una calificación IP68 que lo hace resistente al polvo y al agua. Tanto el Pixel 6 como el Pixel 6 Pro tienen sus propias señas de identidad: el Pixel 6 estándar tiene un acabado mate más realista alrededor de sus bordes (que, francamente, me gusta más), mientras que el Pixel 6 Pro tiene lados de metal pulido para darle un toque un poco más lujoso.

Imagen: Sam Rutherford

Ambos smartphones son grandes. El Pixel 6 trae una pantalla de 6.4 pulgadas (2400x1080) y cuenta con una tasa de refresco de 90Hz y el Pixel 6 Pro una pantalla de 6.7 pulgadas (3120x1440) con una tasa de refresco de 120Hz, lo cuál puede resultar un verdadero fastidio para todos aquellos que busquen un dispositivo más pequeño.

Por otro lado, con lo bien que se ven las pantallas de los Pixel 6, es difícil culpar a Google por hacer algo así de grande. Ambos teléfonos emiten un brillo máximo de 750 nits, y tienen colores intensos y profundos gracias a sus pantallas AMOLED.

Imagen: Sam Rutherford

Mi única objeción sobre el diseño del Pixel 6 es que estos teléfonos son tan grandes y altos que desearía que Google hubiera colocado su botón de encendido debajo del de volumen para que fuese más fácil de alcanzar. No sé vosotros, pero bloqueo y desbloqueo mi teléfono con más frecuencia de lo que ajusto el volumen. También me fijé en que, dependiendo del contenido, los altavoces estéreos del Pixel 6 pueden sonar un poco huecos, pero esto es algo menor.

Y aunque me encanta la ventaja de tener un lector de huellas dactilares bajo la pantalla (especialmente cuando todavía es imprescindible llevar mascarilla en la gran parte de sitios), la velocidad a la que el Pixel 6 reconoce mis huellas parece propia de generaciones pasadas. No es un problema mayor, y ​​una vez que te acostumbras, no es algo en lo que pienses durante su uso normal. Pero podría ser más rápido.

Un enfoque diferente al rendimiento

Realmente no se puede subestimar lo importante que es el chip Tensor de Google, porque no solo implica que Google esté tomando el control del desarrollo de chips para sus teléfonos, sino que también le permite a la compañía garantizar que el rendimiento del Pixel 6 brindará los mejores resultados. Google dice que los benchmarks no lo son todo, y con el Pixel 6, puedo ver por qué. En pruebas sintéticas del rendimiento general del sistema como Geekbench 5, el Pixel registró puntuaciones cercanas a 2700 para el rendimiento multinúcleo en comparación con los 3600 que obtienen teléfonos con chips Snapdragon 888 como el S21. Visto así, el Pixel 6 parece quedarse atrás. Sin embargo, en pruebas de gráficos como Slingshot Extreme Unlimited de 3DMark, las puntuaciones del Pixel 6 y del 6 Pro superaban la barrera de los 8600, unos números por encima de los 8594 que alcanzaban los S21 Ultra.

Imagen: Sam Rutherford

Pero lo más importante de todo es que los chips Tensor de Google brindan un procesamiento neuronal más potente, lo que hace que el Pixel 6 sea más rápido y más eficiente energéticamente al realizar funciones de inteligencia artificial y aprendizaje automático. Esa es la clave para Google. Según el jefe de hardware de Google, Rick Osterloh, esto hace posible que el Pixel 6 haga cosas que simplemente no podía hacer antes cuando usaba un procesador móvil estándar, sobre todo cuando trata de ejecutar modelos de voz más precisos en el dispositivo. Ya no es necesario pedir ayuda desde la nube, lo que aumenta aún más su eficiencia energética (más sobre esto más adelante), y también garantiza que haya menos posibilidades de que Google o cualquier otra persona tenga acceso a información confidencial.

Y a pesar de no sacar las puntuaciones más impresionantes de los benchmark , tanto el Pixel 6 (con 8GB de RAM y 128 de almacenamiento) como el Pixel 6 Pro (12GB de RAM y 128GB de almacenamiento) aún consiguen arrancar varias aplicaciones y manejar bien la multitarea, tal y como haría cualquier buen teléfono Android del mercado. Las únicas personas en las que puedo pensar que podrían tener algún problema con su rendimiento podrían ser los que utilizan el teléfono exclusivamente para jugar, y para ellos ya hay teléfonos como el Asus ROG Phone 5.

Software inteligente

Con la introducción del chip Tensor, parece que Google es capaz de aprovechar mejor que nunca ese rendimiento acumulado en tareas de inteligencia artificial. La cantidad de nuevos e inteligentes trucos de software del Pixel 6 es realmente asombrosa. Gracias a Material You de Android 12, hacer que toda la interfaz de su teléfono coincida con tu fondo de pantalla es tan fácil como presionar un solo botón. Puedes activar los elegantes iconos minimalistas de Google habilitando esa opción desde el menú de fondo de pantalla del Pixel 6. Pero eso es solo el comienzo.

Imagen: Sam Rutherford

Para empezar, hay una nueva función de dictado por voz impulsada por el Asistente de Google que puedes activar en Gboard diciendo “Ok Google, escribe”, y que te permite dictar tus mensajes de texto (emojis incluidos). Y si el Asistente alguna vez se equivoca, puedes editar el texto en tiempo real escribiendo, o usando comandos como “Borrar” o “Para”, y simplemente decir “Enviar” cuando hayas terminado.

El Pixel 6 también está tomando prestado un truco de los Nest Hubs de Google para responder o rechazar llamadas sin tener que decir “Ey, Google” primero. Con el poder de Tensor, Google puede usar modelos de voz de mayor calidad en varias aplicaciones. Y aunque el reconocimiento de voz del Pixel 6 no es perfecto, todas estas funciones funcionan mucho mejor de lo que esperas, y cuando eso ocurre es algo mágico.

Imagen: Sam Rutherford

Pero para mí, la función que realmente me llama la atención es la de traducción en directo del Pixel 6, que además puede funcionar de diversas maneras. Puedes activar Live Captions para traducir audio y vídeo en tiempo real, o usar el Modo Intérprete o Google Lens en la app de cámara para traducir y ayudarte a salir de un aprieto durante algún viaje. Pero sin duda, mi favorita es la nueva función Live Translate, que funciona en un montón de aplicaciones de mensajería (Mensajes de Android, Snapchat, Signal, Twitter, FB Messenger y más) en 11 idiomas diferentes (inglés, francés, Japonés, español, alemán, italiano, portugués, chino, hindi, polaco, ruso).

Las cámaras del Pixel 6 son realmente buenas

Como era de esperar, Google está aprovechando todo el poder del software y del hardware en las cámaras del Pixel 6. Tanto el Pixel 6 como el Pixel 6 Pro vienen con la misma cámara principal de 50 megapíxeles y con una cámara ultra gran angular de 12 MP, mientras que el Pixel 6 Pro cuenta con una cámara telefoto extra con zoom óptico 4x, lo que lo convierte en el primer Pixel en usar tanto un teleobjetivo como un objetivo ultra gran angular.

Imagen: Sam Rutherford

Puede parecer una locura que Google esté llegando a este punto ahora cuando los teléfonos de Apple y Samsung llevan años incorporándolas, pero realmente nos lleva a la conclusión de que el Pixel 6 es el intento de Google por revitalizar su hardware. Y después de esperar todo este tiempo, viendo los resultados parece que ha merecido la pena.

Desde fotos tomadas con una luz cegadora hasta imágenes sacadas en plena noche, todo se ve claro y nítido, y el Pixel 6 captura de forma rutinaria más detalles que cualquiera de sus competidores. En una toma de un solitario árbol, el Pixel 6 Pro no solo capturó mejor los colores y las venas de las hojas, sino que también capturó unos verdes más profundos y precisos en la hierba circundante. Más tarde, en otra imagen sacada en un callejón, el Pixel 6 Pro realmente me impresionó con una foto que mostraba el rango dinámico del teléfono, mientras que la imagen del iPhone 13 Pro dejaba las hojas y partes del cielo con un aspecto casi de neón. Incluso en una toma tan mundana como un manojo de flores, el Pixel 6 Pro hizo un mejor trabajo al reducir la excesiva saturación, que sigue siendo una de las debilidades actuales que tienen las cámaras de los teléfonos Samsung.

Y con poca luz, no hay competición que valga, ya que el Modo Noche de Google sigue ganando a todos los demás. Realmente no estoy seguro de por qué los iPhones todavía no tienen un modo dedicado de poca luz, pero sin duda necesitan uno, como demuestra el paisaje urbano nocturno donde el Pixel 6 Pro capturó una imagen más nítida y colorida sin sufrir tanto por los destellos de lente no deseados.

El zoom óptico 4x del Pixel 6 Pro era muy similar al que ofrecía el Samsung Galaxy S21 Ultra a 4x, lo cual es sencillamente genial para personas que, como yo, buscan fotografiar objetos lejanos con sus smartphones. Sin embargo, aunque ese alcance se puede extender hasta un 20x gracias a la tecnología Super Res Zoom de Google, en comparación con el zoom óptico 10x del S21 Ultra, Samsung aún conserva la corona en este apartado. La lente telefoto del Pixel 6 Pro es buena, pero la de Samsung es mejor.

Imagen: Sam Rutherford

Pero Google también incluyó algunas funciones de cámara increíblemente divertidas, como Magic Eraser, Action Pan o los modos de larga exposición. Si bien Magic Eraser no es tan poderoso como la función Content Aware Fill de Adobe, resulta mucho más fácil de usar y hace un trabajo suficientemente bueno como para publicar en redes sociales.

Sin embargo, el premio a la función de cámara más divertida se lo disputan entre Action Pan y Long Exposure, que simulan técnicas cinematográficas que normalmente te llevarían horas o días de práctica conseguir. Con Action Pan, una imagen típica de un automóvil en marcha de repente parece sacada del último Forza Horizon.

Imagen: Sam Rutherford

Long Exposure, en cambio, permite que el Pixel 6 cambie por completo el tono de una escena. Una fotografía normal sobre el agua puede convertirse en una suave y cristalina cascada que nunca podrías ver sin esta técnica. Está claro que podrías hacerlo con una estupenda cámara sin espejo, un trípode y algo de software de edición. Pero nunca podrías hacerlo de forma tan rápida ni tan fácil como aquí, y eso es justo lo que busco cuando hago fotografías con mi teléfono móvil. Y como el Pixel 6 ahora tiene capacidad HDR, los colores de sus vídeos brillan y destacan más que nunca.

Excelente duración de la batería, extras útiles 

En lo que respecta a la duración de la batería, no estoy seguro de qué resulta más impresionante: el rendimiento diario del Pixel 6 o su puntuación en nuestra prueba de vídeo. En el mundo real, tanto el Pixel 6 como el Pixel 6 Pro acababan el día con un 30% o un 40% de su batería, y eso que a menudo pasaba mucho tiempo probando funciones del teléfono. Sin…

Related Post

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *