El gobierno porteño anunció WiFi gratis en toda la Ciudad, pero hay pocos detalles sobre el proyecto

El Jefe de Gabinete de Buenos Aires, Felipe Miguel, generó expectación en Twitter al anunciar que “Habrá WiFi público en toda la Ciudad” de Buenos Aires, aunque es un proyecto a largo plazo del que aún no hay detalles.

La propuesta forma parte del “Plan Futuro” anunciado esta semana por el GCBA, a partir del cual se abrió una consulta con los vecinos de la Ciudad para elegir los temas que consideran más importantes para los próximos años.

En uno de los cinco ejes del plan, titulado “Ciudad Digital”, se habla de “profundizar en la transformación hacia un gobierno digital y cada vez más transparente” y de “generar las condiciones para una infraestructura que garantice la inclusión digital”.

Anuncio de Felipe Miguel en Twitter.

Anuncio de Felipe Miguel en Twitter.

Un ejemplo de iniciativa tiene que ver con WiFi público: “Buscará lograr el 100% de conectividad en el territorio bonaerense para que todos puedan acceder a procedimientos remotos y oportunidades de formación, trabajo y socialización online ”.

Como pudo averiguar Clarín, la posibilidad de WiFi gratis en territorio bonaerense es por ahora solo una idea de largo plazo: el proyecto está en su etapa embrionaria y su implementación no se finalizará antes de 2023, como muy pronto.

Cómo participar en el “Plan Futuro”

La Legislatura, expertos y vecinos participarán en el diseño de esta “Ciudad Futura”. Según lo informado por el gobierno de Buenos Aires, los proyectos deben girar en torno a cinco ejes: bienestar integral; seguridad; educación y trabajo; transformación urbana y ciudad digital.

Los proyectos se someterán a votación final entre el 23 de noviembre y el 3 de diciembre. Foto: Fernando la Orden / Clarín

Hasta el 30 de septiembre, los residentes pueden seleccionar hasta dos temas para trabajar por eje a través de la web buenosaires.gob.ar/PlandeFuturo, o de Boti, el WhatsApp de la Ciudad (11-5050-0147).

Quienes se inscriban podrán participar en las mesas de diálogo o “ideatons” que se realizarán 13 al 21 de octubre. Serán encuentros de creación colectiva, “para pensar en proyectos concretos sobre los temas más votados”.

Paralelamente, se convocarán mesas redondas a representantes de organizaciones de la sociedad civil, académicos, referentes del sector público y privado para que ellos también trabajen en esos temas.

Los proyectos que surjan de las “ideatons” serán sometidos a una votación final que tendrá lugar entre 23 de noviembre y 3 de diciembre. Por eso es probable que, si avanza la propuesta anunciada por Felipe Miguel, haya información más concreta sobre la implementación de la idea WiFi a finales de año.

En qué ciudades hay y qué precauciones se deben tomar

Un puesto de conexión en Nueva York. Foto AFP

Londres, Helsinki, Milán, Nueva York, Barcelona, ​​Tel Aviv, Seúl, París, Osaka.

Y San Luis, en Argentina.

Varias son las ciudades que ya ofrecen wifi gratis, algo que es difícil de implementar pero que ya está sucediendo en muchos lugares.

A nivel local, de hecho, la Ciudad de Buenos Aires ya cuenta con más de 1500 puntos de conexión en plazas, escuelas, hospitales y paradas de colectivos. Metrobus, además del metro.

La provincia de San Luis, por su parte, se viene desarrollando desde finales de la década de los 90, por lo que es considerada pionera en conectividad online gratuita.

Sin embargo, hay una advertencia de aquellos que están en seguridad informática: nunca se recomienda conectarse a una red pública.

Ocurre que existen varios tipos de ciberataques y uno de ellos es el llamado “ataque a las conexiones”.

Los ataques a través de conexiones a internet apuestan a que nos conectemos a una red WiFi para acceder a nuestros datos. Son muy simples en su ejecución: cuando conectamos nuestro teléfono móvil o portátil a una conexión que no es la de nuestro hogar o la de alguien de confianza, Los estafadores pueden interponerse entre nuestros datos y los servicios que utilizamos, ya sea WhatsApp., el correo o la cuenta bancaria.

Por ello, entre los informáticos existe escepticismo ante una tecnología que hoy funciona de forma fragmentaria, pero que en el futuro podría formar parte de nuestra vida diaria.

Leave a Comment