Revisión de Star Wars Visions: la serie Disney + Anime trae el círculo completo de Lucas Films

El creador de Star Wars, George Lucas, nunca ha tenido reparos en reconocer su deuda con el legendario cineasta japonés Akira Kurosawa. A principios de los 70, cuando Lucas comenzó a desarrollar la primera película, miró al drama de Kurosawa de la era Edo de 1958, The Hidden Fortress. Cuenta la historia de una guerra civil a través de los ojos de dos campesinos, los personajes más bajos. Esto es porque Guerra de las Galaxias se cuenta desde el punto de vista de dos droides, los personajes más bajos. Mientras tanto, los Jedi son esencialmente la versión de Lucas de ronin, samuráis sin maestro, que fueron la pieza central de muchas películas de Kurosawa. El sable de luz es su espada, excepto más fría. Es bastante poético entonces que Star Wars: Visions, que se estrena el miércoles en Disney + y Disney + Hotstar, completa el círculo de Lucas y sus películas.

La nueva serie de anime de antología Star Wars: Visions entrega las llaves de la galaxia muy, muy lejana a siete estudios japoneses. Casi todos los nueve cortometrajes, los he visto todos, involucran a los Jedi y los Sith de una forma u otra. Esto inevitablemente resulta en duelos, que forman el núcleo de sus terceros actos. Las historias Jedi-Sith se vuelven repetitivas, ya que la mayoría de los cortos de Star Wars: Visions duran solo entre 13 y 18 minutos, lo que deja poco espacio para iterar antes de terminar en el eventual enfrentamiento. Una pareja, una se vuelve completamente Kurosawa con blanco y negro, y otra está psicológicamente embrujada, logran diferenciarse, aunque se debe más a su puntaje de fondo.

Este último presenta tabla (una conexión india que no esperaba y que me encantó), mientras que el primero mezcla instrumentos occidentales con instrumentos japoneses como tsuzumi de tambor de mano, tambor de templo nagado, myohachi de platillo budista, biwa de laúd de cuello corto y bambú. flauta nohkan.

Es refrescante y completamente nuevo en el universo de Star Wars, que es exactamente lo que Star Wars: Visions necesitaba ser. Es también por eso que el único cuento que no es Jedi también funciona tan bien, incluso cuando es el único que trae personajes existentes de Star Wars, aunque más por otras razones. No se parece a nada que se haya servido antes en la galaxia, ya que evoca alegría y está lleno de felicidad, más cerca de ser Ted Lasso que Star Wars emocionalmente.

Lo que los distingue a todos es el diálogo japonés, que siempre preferí al doblaje en inglés, ya que parecía encajar en más de un sentido. Sin embargo, no siempre pude verlo de esa manera, ya que el sitio de vista previa de Disney para críticos no ofrecía subtítulos en inglés para todos los cortos. Pero aquellos que miran en Disney + y Disney + Hotstar no tendrán este problema.

De Kota Factory a Star Wars: Visions, qué ver en septiembre

El más llamativo de todos es el episodio 2 de Star Wars: Visions “Tatooine Rhapsody” (de Studio Colorido y el director Taku Kimura). Sigue al cantante principal Jay (con la voz de Hiroyuki Yoshino / Joseph Gordon-Levitt), cuya banda está siendo destrozada después de que Jabba the Hutt le encargue a Boba Fett (Akio Kaneda / Temuera Morrison) traer al miembro de la banda huttese Geezer (Kousuke Goto / Bobby Moynihan). Descrita como una ópera rock de Star Wars, “Tatooine Rhapsody” está a la altura de sus expectativas. Da más credibilidad a que la música sea un lenguaje universal y su capacidad para ganar corazones en toda la galaxia. También expande la galaxia de Star Wars de una manera que las películas nunca pudieron.

El episodio 1 de Star Wars: Visions “The Duel” (de Kamikaze Douga y el director Takanobu Mizuno) y el episodio 9 “Akakiri” (de Science Saru y el director Eunyoung Choi) son los aspectos más destacados de los cuentos Jedi. En “The Duel” monocromático, un ronin (Masaki Terasoma / Brian Tee) y una mujer Sith Dark Lord (Akeno Watanabe / Lucy Liu) se enfrentan en una aldea, con su lucha animada a una velocidad de fotogramas reducida. “The Duel” es el de los instrumentos japoneses. “Akakiri” sigue a un Jedi (Yu Miyazaki / Henry Golding) plagado de visiones que hace un trato con el diablo para salvar a alguien cercano a él (Lynn / Jamie Chung). Es inquietante, inquietante y se beneficia de la partitura de tabla de U-zhaan. U-zhaan ha aprendido de dos de los grandes de la India, Zakir Hussain y Anindo Chatterjee, y se nota.

Ninguno de los otros seis cortos de Star Wars: Visions está al mismo nivel, aunque algunos se muestran prometedores antes de desvanecerse. En el episodio 4 “A Village Bride” (de Kinema Citrus y el director Hitoshi Haga), un Jedi enmascarado errante (Asami Seto / Karen Fukuhara) visita una aldea en servidumbre por los Separatistas que los gobiernan con mano de hierro. Hay algunas lecciones sobre cómo vivir en armonía con la naturaleza, pero no se transmiten con mucha profundidad. Sin embargo, las botas con motor del Jedi enmascarado son bastante geniales.

En el episodio 5 “The Ninth Jedi” (de Production IG y el guionista y director Kenji Kamiyama), la hija de un herrero de sables de luz (Chinatsu Akasaki / Kimiko Glenn) debe acudir en ayuda de los Jedis sobrevivientes en una época oscura para la galaxia donde los sables de luz y la Orden Jedi se perdió hace mucho tiempo. Pero “El Noveno Jedi” se siente apresurado y desperdicia Shang-Chi la estrella Simu Liu en un pequeño papel.

Se anuncia el reparto de voces en inglés y japonés de Star Wars: Visions

Chinatsu Akasaki / Kimiko Glenn como Kara en Star Wars: Visions “The Ninth Jedi”
Crédito de la foto: Disney / Lucasfilm

El episodio 3 de Star Wars: Visions “The Twins” (realizado por Trigger y el director Hiroyuki Imaishi) intenta darle un giro a la historia del origen de Skywalker: ¿y si un par de gemelos sensibles a la Fuerza fueran entregados al Lado Oscuro? Al igual que Luke y Leia, también tienen versiones de R2D2 (R-DUO) y C-3PO (B-2ON), con una que apoya al hermano Karre (Junya Enoki / Neil Patrick Harris) y la hermana Am (Ryoko Shiraishi / Alison Brie). ), respectivamente. Y a diferencia de los Skywalkers, tienen su propia Estrella de la Muerte: dos Destructores Estelares unidos con un mega cañón en el medio. “The Twins” presenta algunas tomas de acción con sables de luz que no funcionarían en la acción en vivo. También se siente inspirado por Star Wars: The Last Jedi en dos momentos clave y cómo R-DUO hace riffs en BB-8, aunque tiene su propio estilo en el arma de sable de luz similar a un tentáculo de araña de Am.

El episodio 8 “Lop & Ochō” (de Geno Studio y el director Yuki Igarashi) encuentra a la huérfana con orejas de conejo Lop (Seiran Kobayashi / Anna Cathcart) atrapada entre su patriarca rebelde padre adoptivo Yasaburo (Tadahisa Fujimura / Paul Nakauchi) y su hija simpatizante del Imperio Ochō (Risa Shimizu / Hiromi Dames). “Lop & Ochō” se siente incompleto y nos deja colgados. Además, el inglés de gritos es un detrimento para este capítulo de Star Wars: Visions.

Las dos películas restantes de Star Wars: Visions son esfuerzos menores en mi opinión. En el episodio 7 “The Elder” (realizado por Trigger y el guionista y director Masahiko Otsuka), un Jedi (Takaya Hashi / David Harbour) y su Padawan (Yuichi Nakamura / Jordan Fisher) aterrizan en un planeta remoto en el Borde Exterior después de sentir un fuerte perturbación en la Fuerza. Aunque establece al Padawan como una acción imprudente y ansiosa, no cumple con eso a pesar de estar a una pulgada de distancia de esa lección. “The Elder” termina siendo solo un par de duelos con sables de luz y nada más.

Eso deja el episodio 6, “T0-B1”, (de Science Saru y el director Abel Gongora) sobre un niño cibernético (Masako Nozawa / Jaden Waldman) que sueña con ser un Jedi. T0-B1 descubre un secreto que esconde su maestro sin brazos Mitaka (Tsutomu Isobe / Kyle Chandler), y luego debe demostrar su valía en la batalla. El duelo tiene un par de destellos de algo diferente, gracias a que el chico es cibernético, pero aparte de eso, es demasiado simple y directo. “T0-B1” también intenta tocar el papel fundamental de un Jedi, pero no puede arañar debajo de la superficie.

Kenichi Ogata / James Hong como The Elder en Star Wars: Visions “The Elder”
Crédito de la foto: Disney / Lucasfilm

Y ese es realmente el problema con muchos cortos de Star Wars: Visions. Cuando tienen ideas que vale la pena explorar, no pueden o se niegan a hacer preguntas. Star Wars: Visions es genial cuando está dispuesto a correr riesgos.

Pero estoy feliz de que a Lucasfilm se le ocurriera Visions, porque me está haciendo desear una serie de anime completa o una película de anime. Y tal vez ese sea el plan más grande. Consiga que varios estudios hagan un cortometraje a modo de audición, para ver qué aportan al suelo y si alguno es capaz de ofrecer un anime de Star Wars en toda regla. Espero que esto conduzca a algo y no termine como un experimento.

Después de todo, ¿qué mejor manera de que Star Wars expanda sus horizontes que regresar a sus raíces y confiar en la próxima generación de cineastas de donde vino? Es el círculo de la vida.

Star Wars: Visions sale el miércoles 22 de septiembre en Disney + y Disney + Hotstar.


Leave a Comment