Apple vs Epic: Fortnite Maker apela un fallo en una demanda que alega el monopolio de la App Store

Epic Games presentó un aviso que apela la decisión de un juez federal en una demanda que alega que Apple ha estado administrando un monopolio ilegal que sofoca la competencia.

El creador del popular videojuego Fortnite dijo en una presentación judicial el domingo que llevará el fallo al Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito en San Francisco.

En una decisión de 185 páginas emitida el viernes, la jueza de distrito de EE. UU. Yvonne González Rogers ordenó a Apple desmantelar una parte lucrativa de la barricada competitiva que protege su tienda de aplicaciones de iPhone, pero rechazó las acusaciones de Epic de que Apple tenía un monopolio.

El aviso de apelación de Epic decía que apelaría la sentencia final “y todas las órdenes que conduzcan a dicha sentencia o la produzcan”.

El fallo continúa socavando el llamado “jardín amurallado” que Apple ha construido alrededor de su joya de la corona, el iPhone y su tienda de aplicaciones, sin derrocarlo por completo.

La decisión también proporcionó a Apple cierta reivindicación. El juez no calificó a Apple como un monopolista ni exigió que permitiera que las tiendas competidoras ofrecieran aplicaciones para teléfonos iPhone, dispositivos iPad e iPod.

Esos fueron dos de los mayores objetivos buscados por Epic, que presentó lo que esperaba que fuera un caso antimonopolio histórico el año pasado después de desafiar descaradamente un sistema de pago exclusivo que canaliza del 15 al 30 por ciento de todas las transacciones digitales en la aplicación en dispositivos iPhone a Manzana.

Dichas transacciones pueden incluir todo, desde suscripciones a Netflix o Spotify hasta la venta de artículos digitales como canciones, películas o tchotchkes virtuales para videojuegos. Epic eligió esa tarifa tan lucrativa como una táctica de aumento de precios que no sería posible si las tiendas de la competencia pudieran ofrecer aplicaciones para iPhone.

Si bien parte de su decisión generó dudas sobre si las tarifas de Apple estaban elevando los precios para los consumidores, González Rogers dejó intacta la estructura de tarifas y defendió el derecho de la compañía a impedir que otras tiendas ofrezcan aplicaciones para su iPhone. Se puso del lado de Apple en todos los demás puntos clave del caso.

Pero el juez concluyó que Apple ha estado participando en una competencia desleal bajo la ley de California, lo que la llevó a ordenar a la compañía que permita a los desarrolladores de los EE. UU. Insertar enlaces a otras opciones de pago además de la suya propia dentro de las aplicaciones de iPhone. Ese cambio facilitaría que los desarrolladores de aplicaciones eviten pagar las comisiones de Apple, lo que podría afectar miles de millones de dólares en ingresos anuales.

Apple hizo todo lo posible para enmarcar la decisión como una victoria total, incluso cuando reconoció que puede apelar la parte del fallo que facilitará a los desarrolladores de aplicaciones eludir las comisiones de Apple.


Leave a Comment